Archivo de la etiqueta: residuos

Pacto global contra los residuos plásticos: Cataluña se une al reto

Quizás nunca no suene el “New plastics economy global commitment”, es un compromiso nacido en 2016 para ayudar a eliminar la contaminación de plásticos a nivel global. Promovido por la Fundación Ellen MacArthur junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Dicho compromiso ya ha sido firmado por más de 350 gobiernos y empresas con la intención de eliminar aquellos envases de un solo uso o innecesarios, además de buscar ideas para innovar para lograr el reciclado y la reutilización.

.

La Generalitat de Catalunya desarrolla acciones para lograr un cambio real en la ciudadanía, como puede ser la de la eliminación del sobreenvasado. Además, buscan fomentar la economía circular en las empresas, otras acciones que se han tomado han sido la creación de la ecoetiqueta catalana, un distintivo de calidad ambiental o la organización del Premio Catalunya de Ecodiseño. Todas ellas enmarcadas dentro del Programa de Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Catalunya (PRECAT20).

.

.

La Generalitat de Catalunya desarrolla acciones para lograr un cambio real en la ciudadanía, como puede ser la de la eliminación del sobreenvasado. Además, buscan fomentar la economía circular en las empresas, otras acciones que se han tomado han sido la creación de la ecoetiqueta catalana, un distintivo de calidad ambiental o la organización del Premio Catalunya de Ecodiseño. Todas ellas enmarcadas dentro del Programa de Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Catalunya (PRECAT20).

.

Poco a poco se esta implantando medidas en las instalaciones oficiales, también se esta potenciando que las licitaciones públicas incluyan cláusulas especificas que contengan medidas verdes que fomenten los plásticos reutilizables, reciclables, reciclados o compostables.

.

El PRECAT20, ya en vigor, tiene objetivos ambiciosos entre los que cabe destacar la reducción de un 15% el peso de la generación de residuos primarios, disminuir el 90% el consumo de bolsas de plástico no compostables y aumentar hasta un 60% la recogida selectiva en los municipios. Además de todos estos objetivos, se esta promoviendo para los próximos meses una nueva ley de prevención y gestión de residuos, con un uso eficiente de los recursos que buscará la prevención y la reducción del uso de embalajes innecesarios, la promoción de envases reutilizables o la eliminación de ciertos productos plásticos.

.

Las empresas que se han adherido al compromiso global se han comprometido a aumentar el material reciclado de sus envases hasta un 25%, una medida muy importante, pues estas empresas firmantes ponen en circulación el 20% de todos los envases plásticos del mundo. Además, los firmantes se han comprometido a eliminar los envases de plástico innecesarios y desechables para cambiarlos por otros reutilizables.

.

Esperamos que Cataluña sea la primera de muchas otras administraciones públicas que se sumen a iniciativas de este estilo que ayuden a tener un mundo mejor y más limpio de residuos plásticos.

.

¿Cuánto contamina reciclar?

El proceso de reciclado o desecho de los residuos urbanos generan un importante impacto ambiental, pero ¿se puede calcular cuál es ese impacto? Desde la Universidad Politécnica de Madrid han desarrollado una metodología para calcular en cada etapa de la gestión su huella de carbono.

.

Con los datos obtenidos mediante esta formula se puede evaluar si las acciones implementadas hasta el momento son las más adecuadas o si merecería la pena un cambio. Las acciones que marca la normativa europea sobre el tratamiento de gestión de residuos se basan en cinco niveles que van desde la prevención hasta el vertedero. La prevención es la opción que va por delante de la reutilización, el reciclado y las otras valorizaciones (por ejemplo, valorización energética), para terminar esta el deposito final que vendría a ser el vertedero o incineración de los residuos.

.

La Unión Europea pretende que las acciones prioritarias sean la llave para lograr una reducción del impacto ambiental, ventajas sociales y beneficios económicos. En el estudio de la UPM se ha tenido en cuenta la gestión desde la recogida pasando por el transporte y el tratamiento final.  En la última etapa, la del tratamiento, se tienen en cuenta las emisiones directas de gases generadas por su esencia (compostaje, incineración, vertedero…) como las indirectas, consistentes en la energía eléctrica necesaria para el tratamiento y que no generan por si mismos los residuos.

.

A nivel práctico se ha estudiado el caso de Madrid, cuyo resultado ha sido que por tonelada de residuo se ha generado 253Kg CO2, donde la etapa del tratamiento es la que genera un 88,7% de los gases contaminantes.

.

La economía circular aplicada permite la recuperación de los residuos para transformarse en recursos, aunque los principios de la Unión Europea pretenden reducir los residuos municipales si se generan hay que hacer esfuerzos para recuperar todo aquello que pueda generar o tener una segunda vida y oportunidad.

.

La pegatina de la fruta evoluciona

¿Cuántas veces has arrancado la pegatina de la fruta? ¿Cuánto cuesta esa pegatina? ¿Es contaminante? Las preguntas que nos podemos plantear ante un elemento tan pequeño son muchas, igual que la cantidad de respuestas. Si os preguntáis por si existen alternativas a las pegatinas la respuesta es si y es un invento español que consiste en “tatuar” frutas y verduras mediante un láser.

.

Las actuales pegatinas de pequeño tamaño acarrean unos problemas para el medio ambiente, no son biodegradables y su producción consume una cantidad de recursos considerable. La legislación europea obliga a que cada pieza de fruta y verdura indique su origen y su producción. Los productores en su afán en reducir costes y elementos contaminantes usaban todos etiquetas, no había una alternativa, esto ha cambiado con la llegada del etiquetado digital con láser, al que también llaman “marca natural”.

.

¿Cómo funciona el etiquetado digital mediante láser? El láser elimina el pigmento de la piel del producto mediante una potente luz, la marca que queda no afecta al producto comestible en si ni en a su calidad. La primera empresa que sacó adelante el proyecto fue Laser Food, una empresa valenciana que desde 2016 lleva perfeccionando su sistema hasta asentarlos en el mercado europeo. Un aliciente para algunos sectores, como el ecológico que de este modo son más coherentes con sus planteamientos de sostenibilidad.

.

Como ejemplo práctico del ahorro que supone esta nueva tecnología, una cadena sueca de supermercados asegura que mediante el láser se ahorran cada año 200 kilómetros de plástico por 30cm de ancho. Además, marcar mil piezas de fruta les cuesta 50 céntimos. Otra multinacional asegura que su coste es de 90 céntimos por cada mil piezas, mientras que con el etiquetaje tradicional les costaría 15€.

.

Con esta tecnología ya no es necesario recurrir a bandejas, bolsas u otros elementos plásticos para su transporte. La utilización del láser supone un ahorro del 99,5% de las emisiones de CO2 respecto a las etiquetas tradicionales. En España todavía no es muy habitual encontrarnos con el etiquetaje láser, pero en otros países de nuestro entorno como Alemania, Holanda, Suecia, Reino Unido… lo curioso es que mucha de la fruta y verdura etiquetada con láser procede de España, aunque aquí todavía no esta muy implantada esta tecnología.

.

Encuesta sobre el clima: la opinión de los españoles

.

La tercera edición de la encuesta sobre el clima, que elabora el Banco Europeo de Inversiones (BEI), evalúa la percepción que tiene los ciudadanos sobre el cambio climático tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos y China.  Han centrado sus investigaciones en indagar las intenciones de los ciudadanos de cara al 2019, así como su percepción de las medidas de sus gobiernos y la responsabilidad de estos como responsables del cambio climático.

.

En el caso de España la encuesta muestra que el 69% de los ciudadanos están dispuestos a reciclar durante este año. Las tres principales acciones que están dispuestos a realizar se encuentran reducir la cantidad de residuos producidos, comprar alimentos locales o estacionales y utilizar más el transporte público. Además, los resultados nos muestran que las mujeres son las que tiran del carro en contraposición d ellos hombres, por ejemplo: el 49% de las mujeres están dispuestas a comprar alimentos estacionales o de proximidad por el contrario del 34% de los hombres.

.

La responsabilidad en la lucha contra el cambio climático según los españoles radica en primer lugar a las organizaciones internacionales, seguidas de los gobiernos nacionales y los ciudadanos. A pesar de esto, a la hora de evaluar la eficacia de las instituciones sólo el 19% considera que sean eficaces, en cambio el 45% califica como eficaces sus propias medidas.

.

A nivel europeo los datos difieren un poco, pues el 31% consideran que son los ciudadanos son los que tienen mayor responsabilidad. En cambio, el 25% de los estadounidenses y el 40% de los chinos consideran que son las instituciones internacionales como Naciones Unidas o el Banco Mundial las que mayor responsabilidad tienen y deberían asumir el liderazgo, seguidas por los propios ciudadanos.  

.

¿Se reciclan suficientes residuos urbanos en España?

La respuesta es no, progresa, pero no es suficiente según las expectativas europeas. El Parlamento Europeo decidió elevar del 44% hasta el 55% los objetivos de residuos municipales que deben reciclarse a partir del 2025. España aún está lejos de lograrlo, actualmente, sólo llega al 29,7% de reciclaje de residuos urbanos, procedente de hogares y empresas.

.

Al año cada ciudadano genera unos 443 kilos de residuos, el 56,7% acaba en vertederos, el 13,6% se incinera y sólo el 29,7% se recicla. Unos datos que deben modificarse sustancialmente año tras año, una tarea que las diferentes administraciones afectadas deberán motivar al ciudadano y dar-le facilidades para seguir en la senda de la economía circular que buscan las políticas comunitarias.

.

La normativa europea pretende que de cara al 2035 el máximo de residuos que lleguen a los vertederos represente como máximo el 10%.  

.

De cara al 2024 los deshechos biodegradables deberán recogerse por separado. Para ello debe lograrse una mejor gestión de los alimentos, en especial del desperdicio que se hace de la comida. Para lograrlo se tendrá que incentivar la recogida de alimentos no vendidos para ser redistribuidos, Asimismo se busca que el desperdicio alimenticio disminuya un 30% de cara a 2025 y siga descendiendo.

.

Donde España destaca cada vez más es en el reciclaje de envases de plástico, latas y briks (contenedor amarillo) y envases de papel y cartón (contenedor azul). Se ha logrado que la población recicle hasta el 77,1%, un dato muy positivo ya que cada año crece un poco más esta cifra. Un elemento clave para lograr este éxito ha sido que el 99% de la población tenga acceso a contenedores específicos para estos elementos.

.

El otro punto fuerte de España es el vidrio, pues se recicla el 73%, una cifra que va en aumento año tras año. La normativa europea es del 70% de cara al 2025, límite superado, aunque el objetivo es seguir subiendo hasta llegar al 100% como se desea desde Ecovidrio.  

.

Los objetivos europeos son ambiciosos, un 60% de reciclaje en 2030 y un 65% en 2035. Para lograr estos objetivos España necesita una mayor concienciación, más implicación por arte de las administraciones para que particulares y empresas se involucren más y lograra sí mejores resultados. No estamos mal, pero debemos ser mejores.

.

Carta a los Reyes Magos

xx

Queridos Reyes Magos,

xx

Este año en A3 hemos sido muy buenos, por eso os vamos a pedir que nos traigáis muchos regalos para el 2019. Queremos que nos traigáis muchas pilas y baterías, además de catalizadores y residuos electrónicos… queremos crecer más para ser una parte esencial en la economía circular y así cuidar más el medio ambiente.

xx

Y vosotros, ¿habéis sido buenos?

xx

Nace el Sello de Reciclabilidad para los envases

El nuevo Sello de Reciclabilidad de los envases se obtiene mediante una evaluación voluntaria, en ella se analizan las características de los propios envases como la clase de tecnología disponible para su reciclaje. El nuevo sello ha surgido por la necesidad de las empresas de mostrar de forma más clara la reciclabilidad de sus envases y avalar que se cumple la ley en temas de reciclaje de envases.

 

La obtención del sello es completamente voluntaria y una de sus principales características es que el usuario puede ver el porcentaje de dicho envase que se puede reciclar. Un valor añadido para las empresas es que conocerán mejor su producto y saber qué elementos pueden interferir o dificultar en su proceso de reciclaje, también recibirán propuestas para poder mejorar sus diseños.

 

El sello tendrá un periodo de validez de dos años, transcurrido este periodo habrá que volver a pasar un análisis para poder seguir utilizándolo. El motivo es que los procesos productivos y los de reciclaje pueden variar en este periodo de tiempo, lo que podría provocar variaciones en los resultados. Para empezar, los criterios de evaluación analizarán serán dos: las características de los propios envases (tamaño, material, colorantes…) y la tecnología disponible para su reciclaje.

 

Ahora, cuando veas este sello ya sabrás lo que significa.

 

 

 

España: 28 días con energía limpia

 

La biomasa es un recurso energético que procede de tres fuentes, la que proviene de la propia naturaleza, la residual de podas y otras industrias; y la procedente de los cultivos energéticos. En España las administraciones no han dado un apoyo significativo a esta energía limpia, hay mucho por hacer.

 

Actualmente España es capaz de satisfacer toda la demanda energética nacional durante 28 días, solo utilizando la biomasa. 28 días es una cifra que parece grande, pero si la comparamos con otros países europeos nos quedamos cortos.  Dentro de un ranking europeo, nuestro país ha caído hasta la posición 25 de 32 países.

 

 

Para dejar de depender tanto de las energías fósiles los gobiernos deben promover una energía limpia y alternativa como puede ser la biomasa, así lograr cumplir con los objetivos europeos de reducción de energías contaminantes. España tiene un gran potencial, pero esta desaprovechada, seguimos pagando a terceros países por energías fósiles que nosotros no tenemos, mientras que no sacamos partido a aquellas que si disponemos en nuestra naturaleza.

 

La Unión Europea se ha marcado como objetivo reducir las emisiones un 80% para el 2050, del mismo modo que hay que incrementar las energías renovables hasta que estas represente un 32%.

 

Si España aprovechara sus recursos tendría 8 días más de energía limpia al año y se acercaría más a la media europea. Actualmente, se aprovecha el 41% del stock de madera, la media europea es del 73%; la madera de nuestros bosques se acumula con el peligro de incendios que conlleva en verano. Además, no se aprovechan recursos de la poda de la agricultura que se queman como rastrojos. La bioenergía es una fuente de energía renovable que podría representar el 63% de a energía del continente.

 

Grandes cantidades de residuos textiles en los mares

 

Científicos hallan grandes cantidades de residuos textiles en las profundidades del mar mediterráneo procedentes de las lavadoras. Las fibras encontradas son de color y su tamaño oscila entre los 3 y los 8mm, procedentes de lavadoras domésticas e industriales. Estas microfibras textiles se han hallado desde el mar Cantábrico y todo el mar Mediterráneo europeo hasta el mar Negro.

 

A nivel europeo ya se han empezado a tomar medidas para paliar la presencia de plásticos en los mares, incluso empresas que están en procesos de cambiar su elemento básico del producto, como Lego que dejara que fabricar ladrillos con plástico.

 

El estudio de la Universidad de Barcelona muestra como en las hondonadas marinas, a más de 2.000 metros de profundidad, se acumulan distintos tipos de fibras de celulosa y polímeros sintéticos. Gracias a esta investigación se podrán diseñar estrategias para gestionar este problema y lograr reducir la emisión. Cabe recordar que una lavadora puede generar 700.000 microfibras en un solo lavado, es decir, que genera una gran cantidad de residuos que acaban en los mares y océanos.

 

 

Últimamente se han publicado noticias sobre animales muertos que habían ingerido plásticos al confundirlos con alimento. Pues en el fondo marino ocurre algo similar, distintos organismos ingieren micro plásticos, principalmente celulosa natural como el algodón o el lino y como regenerada como la viscosa. Todos ellos materiales que suelen provenir de prendas de vestir. Algunas de estas micro fibras son de plástico y no se degradan a corto plazo, además, pueden estar contaminadas con químicos.

 

Ante estos resultados hay que preguntarse qué pueden hacer los diferentes agentes implicados, desde los fabricantes para potenciar el I+D, los fabricantes de lavadoras para mejorar los filtros, hasta la buena gestión del tratamiento de las aguas residuales.

 

 

Llega el bioladrillo de orina

 

Cuando hablamos de eficiencia energética en el hogar solemos pensar en unas buenas ventanas aislantes, sistema de calefacción/aire acondicionado, electrodomésticos de bajo consumo, placas solares… incluso el cemento, pero pocas veces pensamos en un elemento tan básico como los propios ladrillos.

 

En Sudáfrica, investigadores de la Universidad de Ciudad del Cabo han desarrollado un ladrillo, un bio ladrillo producido a partir de orina humana como elemento principal. Para lograrlo se utiliza un sistema parecido al de las conchas marinas. El nombre técnico es la precipitación de carbonato microbiano. Lo importante es que han logrado crear un ladrillo convencional que cumple con los estándares para ser utilizado en la construcción.

 

 

A nivel ambiental también son un avance y una mejora respecto a los ladrillos tradicionales pues no precisa de horneado, se fabrican en moldes a temperatura ambiente. Un ladrillo convencional necesita hornearse a más de 1000ºC. Además, para su elaboración se generan dos residuos: nitrógeno y potasio, ambos son importantes fertilizantes que se pueden comercializar.

 

La orina representa menos del 1% del agua residual doméstica, pero es la única que contiene grandes cantidades de nitrógeno, potasio y fósforo. Éste último, se puede convertir en fertilizante agrícola, un elemento que poco a poco empieza a escasear en la naturaleza.